contactar contactar
91 802 30 65
Atención al cliente

Closeup of business woman hand typing on laptop keyboard

La reforma de la ley tiene como principal objetivo asegurar los derechos de las personas, en cuanto a la protección de sus datos personales se refiere, en la era digital en la que estamos sumergidos, asegurando también, el desarrollo de la economía digital.

A tan sólo 14 meses para que entre en vigor, son muchas las organizaciones que todavía no están preparadas. Si gestionas datos de ciudadanos europeos y todavía no has tomado ninguna medida, te contamos algunos pasos recopilados por SealPath, para adaptarte a la nueva regulación de protección de datos europea:

  1. ¿Qué datos de terceros gestiona tu empresa? Deberás analizar qué datos posees y donde se almacena, algo que no ten será muy difícil porque ya tendrás el trabajo casi hecho con la LOPD. Por lo que sólo tendrás que revisar e incluir datos con email, IP…
  2. Es momento de revisar la política de privacidad. Revísala, en cada punto dónde solicites datos de usuarios. El consentimiento de la cesión de datos por parte del usuario, debe de ser libre, específico y claro.
  3. ¿Necesitas un delegado de protección de datos? Si tu empresa tiene más de 250 empleados, procesa y gestiona datos de terceros o gestiona datos de categorías especiales (raciales, étnicos, políticos…), es el momento de nombrar un delegado de protección de datos. Será el encargado de asesorar e informar a la compañía de sus obligaciones, monitorizar y analizar políticas y posibles fugas. Siempre podrás contar con el asesoramiento de una empresa externa.
  4. Tendrás que notificar pérdidas o fugas de datos. Deberás notificar la posible pérdida de datos o fugas a las autoridades superiores en un plazo de 72 horas. Las multas a las que te puedes exponer son muy cuantiosas.
  5. Implanta controles de seguimiento, gestión y protección de datos. El usuario tiene derecho a saber donde se almacenan sus datos, eliminarlos o pedir una copia digital.

Por último es importante recalcar que si los datos están encriptados de manera que no puedan leerlos ninguna persona que no esté autorizado y puedes demostrarlo, en caso de fuga no deberás notificarlo. Después de esta pequeña guía solo te queda dar el último paso, ¡ponerte al día para cumplir la nueva regulación!

Y si quieres tener la información de tu empresa más segura, en Ricopia te ofrecemos soluciones que te ayudan a ganar en seguridad.

Fuente: http://www.muycomputerpro.com

Datos recopilados por: SealPath, compañía especializada en la creación de soluciones para la protección y el control de la información confidencial.