contactar contactar
91 802 30 65
Atención al cliente

Las compañías españolas podrían llegar a alcanzar un ahorro de costes de entre el 60% y el 80% con la adopción de lafacturación electrónica, en comparación con los tradicionales procesos en papel. Además, la amortización  del coste tecnológico de implantación está entre los 6 y los 18 meses.

Según un informe de RICOH elaborado por Billentis, sólo una cuarta parte (24%) de todas las facturas se procesa de forma electrónica actualmente, lo que equivale aproximadamente a 6.000 millones de facturas sin papel. Sin embargo, lo que resulta más interesante es comprobar que la facturación electrónica crecerá un 22% en 2015, tanto en empresas privadas como en la administración pública.

 

La principal causa de este rápido crecimiento se encuentra en la reducción de costes. En Dinamarca, por ejemplo, la generalización de este modelo de facturación ha supuesto un ahorro para la administración de 150 millones de euros y de 50 millones de euros para las empresas. Los estudios llevados a cabo por la Comisión Europea sobre el ahorro global para el sector público alcanza la cifra de 2.300 millones de euros.

 

El Informe de Billentis subraya que las PYMES presentan una especial necesidad de nuevas soluciones para gestionar la facturación y así satisfacer las demandas de sus clientes, seguir siendo competitivas y mantener sus costes bajo control. Sin embargo, al mismo tiempo se ha detectado que, aunque los directivos de PYMES reconocen esta necesidad de cambio, se muestran cautos a la hora de implementar por completo una solución que modifique su forma de trabajar. Y la PYME, en España, es exactamente el 99’8% del tejido empresarial.

 

Para la pequeña empresa, la adopción de la facturación electrónica tiene ventajas incuestionables, entre ellas, una mayor visibilidad del flujo de caja, la mejora del proceso de aprobación de facturas y sobre todo la reducción del tiempo de administración y del número de errores.

 

El servicio de facturación electrónica de RICOH (Ricoh Invoicing Services) ofrece a las empresas una única plataforma con la que pueden gestionar de forma fácil facturas en papel y digitales al mismo tiempo. Así, se benefician de los ahorros en costes y medioambientales procedentes del menor uso de papel.